No merecen ni libertad ni seguridad

⎯⎯⎯ Lunes, enero 30, 2006

Alberto Gonzales, el hombre a cargo del departamento de justicia de Estados Unidos estuvo en la Universidad de Georgetown intentando explicar cosas inexplicables, intentando justificar la vigilancia ilegal y no autorizada a la que están siendo sometidos los ciudadanos norteamericanos.

Mientras Gonzales explicaba, los estudiantes de derecho en una forma de protesta igualmente pacífica como efectista, le dieron la espalda a Gonzales en la mitad de su discurso.

A continuación, otros estudiantes llegaron a la sala con un cartel con una frase de Benjamin Franklin,

Those who would sacrifice liberty for security deserve neither.
Aquellos que sacrificarían la libertad por seguridad, no merecen ninguna de las dos.

Link al video

Igualito que en Chile. Acá el Ministerio de Educación comete la torpeza del año y alegan un par de involucrados y seguimos no más. Incluso las señoras Hornkohl y Armanet hasta suenan como ministros del gobierno de Bachelet. Linda cosa sería.

Gracias, Tae!


Los minusválidos deben pagar

⎯⎯⎯ Miércoles, enero 25, 2006

Si ahora a algunos deberán pagar por conocer las últimas novedades editoriales del Tata Dios INC, los discapacitados no tenían porque salvarse.

Las entidades de gestión y los talibanes del derecho de autor (ellos lo denominan muchas veces con el genérico propiedad intelectual) a menudo argumentan su posición diciendo que los músicos deben vivir de su creación y que las descargas ilegales y la piratería (que conceptualmente no son lo mismo) están “matando la música” y haciendo que los artistas se mueran de hambre. Claro, nada se habla de las políticas destructivas de las multinacionales disqueras que prefieren invertir poco en un producto envasado extranjero antes que jugársela por los artistas nacionales con proyección. En otras palabras, no dicen que las discográficas prefieren invertir poco para promocionar el último disco de Ricky Martin con ganancias seguras que invertir mucho por un disco de (insertar aquí cualquier grupo musical chileno) con ganancias limitadas por el pequeño mercado chileno.

En España, la SGAE (especie de musa inspiradora de la SCD chilena) demostró nuevamente su tacto, sensibilidad e interés por la cultura al amenazar judicialmente y obtener un pago de 518 euros (aprox. $336.000) de la Asociación Taller Cultural de Fuentepelayo, porque varios grupos de muchachos con discapacidad mental utilizaron obras registradas en los montajes que han representado en el Encuentro Nacional de Teatro Especial que esa asocación organiza desde hace varios años.

Esto, a pesar que la asociación demostró que se trata de actuaciones benéficas, sin ánimo de lucro, y que ni siquiera se cobra entrada.

Un diario local español ha develado que la SGAE, principal gestora colectiva de derechos de autor de España, ha cobrado 518 euros (más de 300.000 pesos chilenos) a un grupo teatral de discapacitados por haber utilizado sin autorización varias obras protegidas y que gestiona la entidad. Las obras que ejecutaron son obra de José Cañas, Fernando Arrabal, Rafael Belmonte, Juan Cervera y algunos otros.

Juan Cruz Serrano, director de la asociación Taller Cultural de Fuentepelayo, lo explicó:

Así fue hasta que hace unas semanas recibimos un requerimiento judicial que nos apremiaba a pagar bajo la amenaza de juicio; decidimos ingresar la cantidad, pero la medida es un correctivo muy severo y un revés muy serio, no solo para la asociación como organizadora de los encuentros teatrales de Fuentepelayo, sino para todos aquellos que luchan cada día en el mundo de la discapacidad y, sobre todo, para los propios deficientes.

Ignacio Escolar agrega:

Acabo de entrevistar a Juan Cruz Serrano, el responsable del festival, y el tema es aún más espeluznante de lo que ya parece. Este festival dura cosa de 15 días y en él participan unos 500 niños con discapacidad psíquica grave o muy grave. Muchos de ellos no pueden siquiera hablar, por lo que os podéis imaginar la relación entre la obra teatral original y el resultado final que se interpreta. Al parecer, la cosa se queda en una representación de unos cuatro o cinco minutos donde los chicos bailan disfrazados. La única relación con la obra registrada está en el título de la misma, que sí aparece como la real que inspiró la representación. Según cuentan, intentaron explicar la situación con varias cartas a la SGAE tanto de Segovia como de Madrid y lo único que han recibido ha sido la denuncia judicial.

Estos absurdos no hablan mal de quienes infringen la ley. Habla mal de la ley. Una ley que saca dinero del bolsillo de los discapacitados por adaptar obras teatrales y que lleva ese dinero a los bolsillos de los autores, pasando por el porcentaje respectivo correspondiente a la entidad (léase SGAE o SCD) es una ley que nos hace dudar respecto de su razonabilidad.

Afortunadamente, una de las poquísimas excepciones que tiene nuestra ley, se refiere precisamente a las interpretaciones que se realicen con fines de beneficiencia y sin ánimo de lucro. Pero con ellos nunca se sabe.

Actualización:
Como informan en la web de la asociación de internautas de España, la SGAE ha dado marcha atrás con el cobro y admite un error en cobrarle a la Asociación Taller Cultural de Fuentepelayo los 518 euros. También hacen referencia de este post en Quemarlasnaves.net para de esta forma ejemplificar la repercusión mediática que ha tenido el caso.

En Informativos Telecinco, por su parten señalan que Juan Nebreda, director de la SGAE en la zona centro, que es el máximo responsable de la gestión de Segovia, reconoce que se trata de un “tremendo error”. “Vamos a devolver el dinero, por supuesto”.

Juan Nebreda también se ha comprometido a “revisar los procedimientos para que este error no se repita”. “Esto nos sirve para aprender muchas cosas y esperamos que no vuelva a pasar en el futuro”.

Lo grave de todo esto no es que en el caso concreto no se le cobrará al Taller Cultural, sino que los talibanes del derecho de autor tienen a la ley de su parte. Por eso es importante sacar a la luz las situaciones ridículas que se dan cuando se aplican leyes sin sentido. De nuestro lado no está la ley, pero sí el sentido común.


Un Dios con Copyright

⎯⎯⎯ Martes, enero 24, 2006

Una cosa es promover la palabra de Dios y otra muy distinta es hacerlo gratuitamente. Cómo se les puede ocurrir.

En las vísperas de la que será la primera encíclica del obispo de Roma, Benedicto XVI, comienzan a dejarnos las cosas claras. Por primera vez en la historia de la iglesia todos los documentos papales, léase enciclicas y demases, serán administradas por la Libreria Editrice Vaticana, casa editorial oficial del Vaticano. Además, por si eso fuera poco, esta norma tiene expreso efecto retroactivo, siendo aplicable a las encíclicas de los últimos 50 años por lo que incluye escritos de Juan Pablo II, Juan Pablo I, Pablo VI y Juan XXIII.

Por tanto, las editoriales que quieran propagar la palabra de dios™ deberán pasar por caja y aportar entre un 3% y un 5%. Sí, un precio por promover los dichos del papa de turno.

Guillermo se pregunta con acidez ¿Que será lo siguiente? ¿Podcasts del Papa en iTunes a 0,99 euros? ¿Bonos de 10 sesiones para entrar en una iglesia a 3 euros la sesión?

Bonita manera de masificar la palabra de Dios.
Tal vez si en los tiempos de Jesús hubiesen existido las grabadoras en lugar de crear una iglesia hubiesen creado un sello discográfico. Habrían sido igual de ricos. E igual de frescos


Martin Luther King censurado por su propia fundación

⎯⎯⎯ Miércoles, enero 18, 2006


foto editada por Cesar
Desde los noventa, la familia del activista afroamericano ha recurrido a las cortes norteamericanas con el fin de proteger su derecho de autor. Quien desee oir o utilizar completamente sus famosos discursos deben comprar una copia autorizada por la familia King, quien recibe los ingresos pertinentes.

Clayborne Carson, director del Martin Luther King, Jr., Research and Education Institute y profesor de historia en la Universidad de Stanford dijo que al instituto “le encantaría hacer de todo esto lo más ampliamente difundido posible. Pero sin embargo, respeto el punto de vista de la familia King de que es propiedad privada y que tiene que haber un equilibrio entre las necesidades públicas y las necesidades de la familia.”

En la práctica, esto significa que sólo los colegios de elite tienen la capacidad de pagar lo que se les pide por estas copias autorizadas, y los estudiantes de menores recursos deben conformarse con escuchar sólo partes de los míticos discursos de Martin Luther King. Y esto es especialmente relevante cuando se trata del activista, quien utilizaba técnicas de oratoria que fueron capaces de movilizar a buena parte de la nación por la reivindicación de derechos civiles.

Paula Young Shelton, profesora de primer grado del colegio privado Georgetown Day School, y que conoció personalmente a King, fue a su funeral, aún recuerda la capacidad de su tono de voz. En su escuela, sus alumnos miran el discurso completo desde un video comprado y aprenden distintas partes de él.

Shelton cree firmemente que el discurso debiera estar en el dominio público, principalmente porque la forma en que él movilizaba a la gente con su voz era increíble.”

Los estudiantes de los colegios pobres, por tanto, sólo deberán conformarse con trozos del mítico discurso “I Have a Dream” y con conocimiento parcial de una de las etapas más notables de la historia norteamericana.

Y todo, en nombre del derecho de autor.


El lobby del derecho de autor

⎯⎯⎯ Lunes, enero 16, 2006

Primer acto, una diputada liberal canadiense promueve un proyecto de ley que pretende endurecer las leyes de derecho de autor en Canadá.

Segundo acto, la diputada es acusada de recibir dinero de importantes grupos de lobby de la industria.

Tercer acto, luego de la masificación de la noticia en Internet, la diputado Sam Bulte resuelve salir en su defensa señalando

“¿Como se supone que debo conseguir dinero? Esta gente me sostiene económicamente por mi postura con respecto al copyright, estoy siendo completamente transparente”.

Y lo anterior no es invento, es lo que sucedió en estos últimos días en Canadá y tiene a punto de caer el gobierno de la coalición liberal con minoría en el parlamento.

Todo esto me impresiona. No por lo lejano, sino por todo lo contrario. No es que crea en teorías conspiratorias ni nada, pero ¿a ustedes no les parece extraño que teniendo Chile, se supone, un gobierno progresista siga sosteniendo en nuestro debate interno un discurso marcadamente a favor de las grandes compañías y no de la difusión de la cultura?

Quizás deberíamos ver con mayor cuidado quienes son los que entregan aportes monetarios a las campañas de nuestros diputados. Capacito que nos llevemos sorpresas.

Y todo esto es más raro aún en esta época de rumores respecto de la conformación del gabinete de la presidenta Bachelet. Les tiro el más fuerte. Imaginen a la Gerente de la Cámara Chilena del Libro como Ministro de Cultura. Una persona que es de las que hablan de piratería como si hablaran de la teleserie del momento y que sostiene que la piratería es igual al robo de un auto.

Ojalá nos equivoquemos y Michelle Bachelet nos de una sorpresa respecto a su política respecto a la tecnología y cultura.


Grokster o como ahuyentar a tus clientes

⎯⎯⎯ Domingo, enero 8, 2006

Largamente hemos comentado acá respecto de Grokster y los fallos que el año recién pasado removieron la actualidad de los sistemas p2p en Estados Unidos.

Grokster entonces, aparecía como un caso donde estaba en juego muchísimo más que la existencia de un mediocre programa p2p, sino que lo que se jugaba era la posibilidad que a través de una sentencia judicial se pusiera fin al sistema de intercambio de archivos más eficiente que se haya conocido.

Ahora, vía Mangasverdes y al recordatorio del lector Pancho Vera, vemos con pavor la transformación -cual Michael Jackson en Thriller- del sitio web de Grokster.

Hoy, si accedemos a grokster.com, veremos el amenazante mensaje que ilustra la imagen

La Corte Suprema de Estados Unidos confirmó unanimemente que es ilegal el uso de este servicio para intercambiar material protegido por derecho de autor.
Copiando videos y archivos de música usando servicios persona-a-persona no autorizados es ilegal y es perseguido por los titulares de derecho de autor.
Hay servicios legales para descargar música y películas.
Este servicio no es uno de ellos.

TU DIRECCIÓN IP ES (insertar IP) Y HA SIDO LOGUEADA.
No creas que no puedes ser capturado. No eres anónimo.

Además agrega un de links a Respect Copyrights y a Music United, dos sitios de la MPAA que hablan respecto de lo que ellos entienden por piratería y sus perniciosos efectos.

Impresiona no ya por las tácticas matonescas de la MPAA y la RIAA, sino por el mensaje que están entregando al público.

¿Qué pretenden? ¿Que mostrándonos la IP (que por lo demás cualquiera con una mínima búsuqeda en Google puede eludir a través de un proxy) “sentaremos cabeza” y por lo tanto dejaremos de intercambiar archivos?

Que linda forma de educar acerca del derecho de autor.
Señalándonos con el dedo como delincuentes y además amenazando respecto del registro de nuestra IP.

Y sí, puede que sea cierto y en la red no seamos anónimos, pero cuando las prácticas son tan extendidas, no existe conciencia de lo injusto y además cuando los sistemas p2p lo único que permiten es difusión de cultura y son producto de un avance técnico notable, los únicos perjudicados son quienes no son capaces de adaptar sus modelos de negocios a la aparición de Internet. Y eso, señores, no es culpa nuestra.


Más derechos exclusivos=peor economía

⎯⎯⎯ Jueves, enero 5, 2006

Vía BoingBoing Cory Doctorow nos cuenta del estudio ordenado por la Comisión Europea respecto de los efectos que está teniendo de la Directiva Europea sobre Bases de Datos.
La comisión concluyó que “El impacto económico de este derecho sui generis de protección de las bases de datos no está demostrado. Puesto en marcha para estimular la producción de bases de datos en europa, el nuevo instrumento no ha tenido ningún impacto demostrado en la producción de éstas.” Es más, el estudio conduce a concluir que los niveles de desarrollo de bases de datos en la europa post-directiva son claramente inferiores a los existentes antes de imponerse la directiva y, más aún, en Estados Unidos donde no existe un derecho de autor sui generis como en Europa, la producción es sostenida y en franco aumento.

La directiva europea permite una propiedad exclusiva para bases de datos no originales (como guías telefónicas o bases de datos de hechos) por 25 años. Quien primero compile una base de datos consigue un monopolio de explotación económica por 50 años sobre este tipo de base de datos. Se señala este concepto como sui generis porque protege algunas bases de datos independiente de que tenga elementos de originalidad, sino tan sólo por el esfuerzo que supone su confección.

En Estados Unidos, no a cualquier compilación se le da protección legal, sino sólo a las compilaciones que tienen un elemento de originalidad, criterio proveniente del famoso caso Feist.

¿Y en Chile? Después de la reforma del año 2003, el art. 4 de la ley 17.336 con un criterio similar al norteamericano le otorga protección legal a las bases de datos que por razones de selección o disposición de sus contenidos constituyan creaciones de carácter intelectual.

Permitir a la compañía que compila una base de datos un control total sobre los usos de esas bases de datos por medio siglo no permite ni la innovación ni menos la competencia. Para ponerlo más claro, en Estados Unidos no están protegidas en ese sentido ni las bases de datos de Amazon ni de Google.

James Boyle incluso se pregunta si este tipo de iniciativas no serán una muestra de una nueva forma de implementar políticas en materia de propiedad intelectual. Quizás nos estemos dando cuenta que ya no resulta tan conveniente legislar basados en intuiciones, sino que -Bentham mediante- si vamos a crear nuevos derechos de este tipo tengamos la seguridad que será más conveniente para todos.

¿Y en Chile? Bien gracias.


Coldplay, el DRM y los complots

⎯⎯⎯ Miércoles, enero 4, 2006

Acostumbramos en este blog a destacar bandas musicales que tienden hacia una visión equilibrada del derecho de autor en internet. Hemos destacado a Calamaro, a los estupendos Belle & Sebastian, Wilco y a Trent Reznor.

Bien, hoy es el momento de hacerlo al revés y explicar por qué Coldplay no pertenece a ese universo de músicos amigos.

El último disco de los británicos, denominado X&Y viene con un lindo cuadernito que incluye un cuadro que especifica las reglas de gestión de derechos (DRM) que se incluyen en el disco. Evidentemente, este cuadrito sólo es posible verlo una vez que ya compraste el CD, y si le hacemos caso al mensaje del disco, “Excepto por problemas de fabricación, no aceptamos cambios de producto ni reembolsos”, si no nos gusta, mal para nosotros.

Partes destacadas:

Este CD no puede ser grabado al disco duro ni puede ser convertido a MP3
Este CD podría no ejecutarse en reproductores de DVD, radios de auto, reproductores portables, juegos de video

Por supuesto, el folleto se encarga de aclarar que todo esto está pensado para que “disfrutes de una experiencia músical de alta calidad” (?)

Mucha paranoia?
Como explica PixelyDixel, algunos visualizan el futuro de la música en términos tales de:
- Si te gusta un grupo, te comprarás un CD que sólo podrás reproducir en tu equipo de música. Claro, obviamente no podrás pasarlo a tu MP3 player ni menos grabarlo en un cassette para irlo escuchando en el auto que no tiene reproductor de CD.
- Si además quieres escucharlo en tu computador o en un reproductor de MP3 tendrás que comprarte el disco de nuevo en versión digital. Claro, en Chile al no estar disponible la compra vía iTunes, la única forma es en Feria del Disco.
- Lo mismo para el resto de dispositivos donde quieras escuchar tu música.

Impresiona la torpeza de la industria. Es de las pocas industrias que se empeñan cada día en criminalizar a sus clientes y mostrarlos como delincuentes por hacer muchas veces sólo actos de disposición sobre bienes que han adquirido legítimamente.

¿Qué acaso alguien estima razonable tener que comprar 2 veces el mismo disco si quieres tener el CD y además poder escucharlo en el iPod o en el reproductor de MP3? ¿Por qué tendríamos que pagarle dos veces a la compañía de discos?

Con tanta estupidez hacen sentido los reclamos de los usuarios e incluso los llamados a derechamente boicotear estas prácticas, como intenta persuadir Enrique Dans dándonos razones para no comprar un disco de Coldplay.

A ver si alguien se gana el concurso de Skype y se anima a preguntarles qué opinan de este nefasto sistema de DRM que tiene su disco.


Resumen del año

⎯⎯⎯ Jueves, diciembre 29, 2005

Sé que los últimos posts han estado medios autoreferentes, saludos navideños, autofelicitaciones por cumplir un año, etcétera. Pero como que tengo la necesidad de decir algunas palabras antes del cierre del año.

Como si estuviéramos en una comida de año nuevo, tic tic tic a la copa.

Hemos crecido bastante desde que comenzamos hospedados en aquel lejano Blogger. El blog ha mantenido su línea destacando noticias relativas a derecho y la informática y siempre colando comentarios personales respecto de algunas cosas que no nos parecen del todo bien. Después de todo, de eso se trata el blog, no? De aportar puntos de vista respecto de temas particulares.

Como destacados del año, quiero referirme a dos cosas en particular.

La primera, desde el punto de vista del derecho y tecnología claramente el evento del año fue el Taller Legal para Bloggers que Derechos Digitales organizó hace un par de meses en la Biblioteca de Santiago. Realmente notable por los contenidos y por la masividad. Nunca pensé que tanta gente tan alejada de los campos jurídicos se interesaría en una actividad relacioanda con el derecho. Me parece que eso dice mucho respecto de lo que está pasando en nuestra sociedad. Ojalá estas sean buenas noticias y permitan generar ya no tanto blog personal sino que más blogs críticos y con opinión. Eso necesitamos.
Y la segunda, la autoreferencia. Revisando los archivos de QLN quiero destacar dos posts no por su contenido para no caer en el onanismo bloguero tan repetido por estas tierras, sino por otros motivos que comentaré.

- Nombramiento de Bertelsen. Lejos ha sido el post que más polémica generó, con un interesantísimo debate en el que estuve inmerso también en los comentarios y que luego derivó en un debate entre el valiente Pedro y el recién llegado William. Claro que a pesar de los variados argumentos que aparecieron sigo sosteniendo que es impresentable el nombramiento tanto de Bertelsen como de Vodanovic. A ver si algún día Pedro logra convencerme.
- Notebookstore engaña a sus clientes, por mostrar otra faceta de la influencia de los blogs. Para los que no lo leyeron, en él les contaba mi experiencia con un servicio técnico de notebooks. Mala experiencia y sorprendente resultado. Lo interesante es que aún después de meses, siguen llegando comentarios en esta entrada de visitantes que han llevado sus equipos para allá con la misma respuesta. Que no los arreglan.
Si se fijan, lo que caracteriza a ambos es el feedback recibido entre blogger y visitantes. No digo comentaristas porque si vieran las estadísticas de este blog verán que quienes comentan no son ni el 1% de quienes visitan. Por pudor no les diré cuantos visitantes diarios tenemos, pero cumplo con decirles que después de un año online tenemos más de 15.000 visitas únicas, cosa que para mi es más que suficiente. Sobre todo para un blog que en definitiva es legal, no? bueno, aprovecho una vez más de agradecer a los anónimos lectores.
Ah, y es imposible olvidar a Daniel, nuestro guest blogger o villano invitado. Buen acierto con el hackeo a la página del PPD después de las elecciones presidenciales.
Ojalá que este 2006 podamos lograr entradas entretenidas a pesar de referirnos al derecho.

Gracias y que todos tengamos un lindo 2006.


Francia legaliza el P2P, un triunfo para el sentido común

⎯⎯⎯ Viernes, diciembre 23, 2005

France flag through castle by<br />
all81 en stock.schng
Tal cual, en una gran noticia que dada la fecha parece más un regalo de navidad, Francia ha legalizado el intercambio de archivos protegidos a través de internet.La historia es la siguiente. El ministro francés de Cultura Renaud Donnedieu de Vabres envió un proyecto de ley al parlamento con el fin de legitimar las medidas técnicas que permiten impedir los intercambios de archivos y penalizarlos en forma rigurosa. Lo anterior, con el fin de armonizar la legislación francesa con la directiva de la unión europea.

Según La Razón Digital, el ministro francés sostuvo que «La gratuidad de la cultura en internet es un embuste, porque la remuneración de los creadores no sólo es legítima, sino necesaria para preservar la creación y la diversidad cultural», que había presentado su texto como una vía intermedia entre «la jungla de la desregulación ultraliberal» y «la cárcel».

Digamos, un moderado.

Ante la masiva inasistencia de parlamentarios, debido a que la votación se realizó a altas horas de la madrugada, las reformas fueron aprobadas por 30 votos a 28, de un total de 577 diputados.

La polémica norma quedó redactada así

«Los autores no pueden prohibir las reproducciones de Obras realizadas en cualquier formato desde un servicio de comunicación online cuando estén destinados a ser usados en forma privada y cuando no implique ni directa ni indirectamente usos comerciales.»

Lo que en castellano significa la legalización de reproducciones de obras realizadas sin ánimo de lucro entendido éste en forma correcta, esto es, como un ánimo de comercializar.

Estos cambios extienden las excepciones para copia privada a Internet previendo como contrapartida una remuneración para los artistas en base a una “licencia global”, esto es, una vez que un usuario haya pagado un cargo, un fee, ese usuario es libre de compartir música o películas siempre y cuando sea para su uso personal.

Los artistas entonces recibirán pagos a partir de el dinero recaudado por este cargo, al igual de lo que sucede con la licencia anual para televisión que existe en otros países europeos. Estos sistemas de impuestos al derecho de autor no son poco usuales en el sistema europeo. Por ejemplo en Alemania existe un impuesto de 12 euros a la venta de cada computador vendido.

Lo más notable son las declaraciones de los parlamentarios al respecto, que tienen absolutamente claro el norte.

p2p by dwown en stock.xchng
A través de Thomas Crampton, en el blog de Joi Ito tenemos vínculos a varias declaraciones de los involucrados. Patrick Bloche, representante socialista de París y coautor de las reformas dijo al respecto que

«Estamos tratando de hacer que la legislación este acorde a la realidad. Es errado describir como delincuentes a las 8 millones de personas que han bajado música de Internet.»

Agregó Christian Paul, otro diptado socialista coautor de la propuesta que

«Sólo estamos yendo hacia una dirección que es inevitable para las legislaciones en todas partes. Pronto se verán legislaciones similares en otros países europeos, porque es de sentido común.»

De más está decir que la industria de la música y el entretenimiento no están del todo contentos con todo esto.

Alain Dorval, un actor que dobló el Rambo de Stallone al francés sostuvo que

“Esta ley nos devuelve a antes de la Revolución Francesa. Francia inventó los derechos de propiedad para los artistas en 1791 y ahora el Parlamento quiere tirarlo por la borda.”

Otra posición la sostienen los usuarios de Internet organizados en Francia, quienes señalan que las reformas son una solución imperfecta, pero una solución al fin y al cabo. Por ejemplo, Aziz Ridouan, de 17 años y presidente de una asociación de internautas señaló que

“Los artistas hoy no reciben dinero por lo que se comparten en las redes p2p, y con este impuesto a lo menos conseguirán algo. Si el gobierno y la industria ataca a los usuarios de internet en forma agresiva, pasaremos a la clandestinidad con sistemas de encriptación y toda oportunidad de conseguir ingresos por el p2p se perderá. (…) “Necesitamos protección. No es agradable sentir que estás realizando actos ilegales. Ellos no pueden usar la ley para detener a la gente que comparte música sólo porque la industria musical se quedó abajo de la revolución digital.”

A ver, es una muy buena noticia. En lo personal me encantaron las declaraciones de los involucrados, quienes le apuntan directamente a la raiz del problema. Pero me deja un sabor amargo saber que todo esto se tuvo que hacer entre gallos y medianoche, sin responder a una decisión consensuada del Parlamento francés.

Por lo demás no me parece incorrecta la decisión francesa, de cobrar un fee sea por descarga, sea mensualmente. Si la industria dejase de lado su vetusta manera de pensar intentando ilegalizar sistemas de innovación tecnológica realmente notables como el p2p y sindicando como delincuentes a ciudadanos que simplemente descargan archivos desde redes de pares, tal vez podríamos llegar a un acuerdo en torno al pago por este tipo de actividades.

Además muchos estaríamos de acuerdo con pagar algunos pesos adicionales en la cuenta de internet con tal de que ese dinero vaya a los bolsillos de los músicos en general con tal de regularizar una actividad que con leyes o sin ellas se seguirá realizando.

Intentar prohibir el p2p es igual de absurdo como intentar detener los desbordes de los ríos con avisos notariales.

En el fondo, todo esto es una lucha por la razonabilidad, por el sentido común.

Actualización:

Carolina Botero, una de las líderes de Creative Commons Colombia también se ha referido al tema haciendo una atinadísima reflexión.